viernes, 1 de noviembre de 2013

Buenos Aires

Y claro...

por no hacerlo al final me arrepentí.

Pero iré.

Conclusión: Haz. Haz. Haz. No dejes nada por hacer. NADA.





sábado, 17 de agosto de 2013

jueves, 24 de mayo de 2012

Maratón

"Necesito deciros algo. No es un gran secreto, vuestra madre y yo estamos en un momento horrible ahora y... la verdad es que el matrimonio es difícil, es muy duro. Dos personas solas abriéndose camino entre la mierda, año tras año, envejeciendo, cambiando. Es una maratón ¿Vale?. A veces pasan tanto tiempo juntos que uno deja de ver al otro. Sólo ve raras proyecciones de su propia misera, y en vez de hablarse, uno pierde los estribos, hace cosas horribles y se equivoca como me pasó a mi. Y me siento muy mal porque os quiero y quiero a vuestra madre. Y esa es la verdad. A veces, uno hiere al que más quiere. No sé por qué... si leyera más novelas rusas...en fin..., Solo quería pediros perdón por lo que hice, espero que  con el tiempo sepáis perdonarme. Gracias."


The kids are all right.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Talento

"Pero el principal problema del talento radica en que, en la mayoría de los casos, quienes lo poseen no son capaces de controlar bien ni su cantidad ni su calidad. Si consideran que no tienen demasiado talento, aunque pretendan aumentarlo algo o intenten estirarlo a base de ir racionándolo, no lo conseguirán fácilmente. El talento no tiene nada que ver con la voluntad. Brota libremente, cuando quiere y en cantidades que quiere, y, cuando se seca, no hay nada que hacer. Las vidas de músicos como Schubert o Mozart, o de ciertos poetas o cantantes de rock, que derrocharon talento en poco tiempo para morir luego de forma dramática a muy temprana edad, convirtiéndose de ese modo en leyendas, son fascinantes, pero a la mayoría de nosotros no nos sirven de referencia."

De qué hablo cuando hablo de correr, Haruki Murakami.

jueves, 8 de marzo de 2012

Constancia

Nota mental: lee ésto en unos meses.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Calgary 88

... y después de ganar el oro, se pidieron matrimonio...

Algunos decían que sus corazones latían al unísono...


lunes, 21 de noviembre de 2011

Actitud

Siempre es así. Lo importante es la actitud. Lo demás está detrás, esperando el momento. Es necesario mirar las cosas desde lejos para entender los motivos. Tener la mente clara no es sencillo, requiere olvidarse de lo que no importa, de lo que no es útil, de lo postizo, de lo artificial, de lo impuesto... de casi todo menos de ti.

Te debo tanto... que vuelvo.

martes, 26 de abril de 2011

77 días

77 días sin escribir nada. Meses caóticos, sin tiempo que dedicarme, ni dedicar a los que de verdad me necesitan. Demasiado cansancio y responsabilidades. Desde fuera siento que no se entiende esta desconexión. Dentro de mí veo que es el camino que tengo que seguir. Oportunidades que solo se presentan una vez. Si no lo hago así, me arrepentiré. Mi yo futuro es más ése que éste. Mis inquietudes siempre han estado ahí. No puedo dejarlas de lado. ¿Acaso mis hijas me perdonarían? ¿Perdonarían no escuchar todas las anécdotas y vivencias? ¿Entenderían que me conformase? Rotundamente no. Y tú, tampoco.

77 días, los últimos 50 los he pasado con ésta increíble canción en la cabeza.

martes, 8 de febrero de 2011

Calma

Sentado en la arena de la playa mirando el anochecer. Con la sensación de haber terminado de hacer lo que debía hacer. Solo el sonido de las olas. Con los ojos cerrados, acariciando la arena. Respirando tranquilamente. Sensación de felicidad y calma en el estómago. Sosiego... Qué bien se está siendo uno mismo...

domingo, 6 de febrero de 2011

Esas chicas...

Como Annie Hall... como Clementine... me gustan esas chicas que están un poco locas pero les da igual porque se saben especiales...

sábado, 22 de enero de 2011

Long Shadows

Josh Ritter y su banda. Tocando Long shadows. Videoclip grabado por ellos mismos con un movil en su caravana. Suena elegante...

Volvemos...

Vuelvo casi como empecé. Poco tiempo y muchas cosas que contar. Quique comienza una nueva gira en la rescatará clásicos y canciones olvidadas para algunos. Yo estoy inmerso en un nuevo proyecto que no se a donde me llevará... Paciencia y buena letra...

Esto es una nueva versión de "En el disparadero" completamente acústica y acojonante...

jueves, 16 de diciembre de 2010

Wrong directions

Martin and James. Geniales. Estoy deseando escucharles en directo.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Giro

Porque en su cabeza estaba todo claro. Todo lo que había pasado hasta entonces tenía la lógica aplastante de quien estudia todo al detalle. Sin dejar ni un cabo suelto. Nada por atar. Todo estaba en orden. Ese orden que llevaba tiempo planeando. Y sabía que para alcanzarlo tenía que desplomarse muchas veces en el fango, porque ese es el proceso. Todo iba cobrando sentido. El cambio que le iba a transportar a ese sitio aun por definir era simplemente lo que tenía que hacer. Sin ello nunca sería él mismo. Sería lo que pudo haber sido y no fue, pero no él mismo. Es así, simplemente. Hay personas que no se conforman con poco. Y en esa búsqueda de sí se encontró contigo. El futuro es así de caprichoso. Y sin embargo, pensó, todo sigue teniendo sentido.

martes, 23 de noviembre de 2010

Sitting in the dock of the bay...

Sólo me siento en el muelle de la bahía
Viendo alejarse la marea
Sentado en el muelle de la bahía
Perdiendo el tiempo.

martes, 2 de noviembre de 2010

Me escama, si miro alrededor, trabajan en escenas de acción, disparan cuando crees que estás huyendo...


Y vamos a acabar mirando al techo...



viernes, 29 de octubre de 2010

Inevitable

Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados.

domingo, 17 de octubre de 2010

jueves, 14 de octubre de 2010

#1

Y llámame pronto, dijo mucho antes de colgar...

miércoles, 6 de octubre de 2010

Cosas por hacer

Bonifacio Perez siempre creyó tener las cosas claras, y cuando se dio cuenta, antes de morir, no había tachado ninguno de los deseos por cumplir que de joven escribió en su libreta. Se le encogió el corazón y lo único que pudo hacer es desear con todas sus fuerzas retroceder en el tiempo. Cerró los ojos y suplicó que si pudiera, lo haría mejor. Escogería las cosas de otra manera, pensaría menos en sí mismo, aprovecharía más los momentos vividos y, por supuesto, amaría más. De una manera incondicional, sin recordar los desastres sufridos. Y pensando en lo que pudo ser y no fue dejó este mundo para siempre, sabiendo que jamás volvería.

jueves, 30 de septiembre de 2010

24 horas...

...y todo habrá empezado...

lunes, 27 de septiembre de 2010

Sacacorchos

Y sin pensarlo dos veces retrocedió en el tiempo y volvió a repetir todos los errores que había cometido. Uno tras otro. Con alevosía. Con una media sonrisa torcida. Sin quererlo se había comprometido consigo mismo, y tal y como había planeado, el deseo se convirtió en alegría y el vacío interno en sosiego sostenido. ¿Por qué? Pues porque las cosas son así de retorcidas.


Al final, se llenó un vaso con el licor más fuerte y cantó Neil Young hasta que la borrachera pudo con él.


jueves, 23 de septiembre de 2010

Ella

Y de repente sonó aquella melodía. Sus pulsaciones pasaron de 72 a 91 en tan solo 2 segundos. La saliva se le acumuló en la garganta. Pelos de punta. Picor en el escroto (con perdón). Solo faltaba ella... Y allí apareció, radiante, majestuosa, increíblemente preciosa. Los ojos relucían más que nunca, estaba hecha para él. De eso estaba convencidísimo. Nadie jamás le podría llevar la contraria. En aquel momento su hermano mayor le golpeó en la cabeza. "¡Quita esa cara de embobao, que pareces retrasado!", dijo mientras cambiaba de canal. Él sintió vergüenza, y bajo al parque a jugar al fútbol mientras pensaba en volver a verla mañana.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Miss Utopia

Ahora que hay días que te odio y te echo de menos, y tu pensarás que ni me acuerdo de ti...


domingo, 12 de septiembre de 2010

Y tú qué haces cuando no puedes dormir...?

Ese fue el inicio. Ese fue el desencandenante. Esa frase y esa canción. Directas al alma. A él le sobrecogió la sorpresa. Sonrió placidamente. Extraña sensación. ¿Dónde se habría metido ella durante todo este tiempo? ¿Sería posible todo lo que se le pasaba por la cabeza? Caos. Bendito caos. Y siguió sonriendo durante todo el día.



lunes, 30 de agosto de 2010

What can I say?

Vuelvo a escribir después de unas merecidísimas vacaciones. Brandi Carlile. No puedo decir nada mas.

martes, 20 de julio de 2010

Because the night

Patti Smith. La madrina del punk. Poeta. Intelectual. Fotógrafa. Feminista. Activista. Cantante...


lunes, 5 de julio de 2010

Donde habita el olvido...

Cuando se despertó, no recordaba nada de la noche anterior. "Demasiadas cervezas",dijo al ver mi cabeza al lado de la suya en la almohada. Y la besé otra vez. Pero ya no era ayer, si no mañana.... y se fue sin decir: llámame algún día...

No se puede decir nada mas...




Y la vida siguió como siguen las cosas que no tienen mucho sentido.

domingo, 30 de mayo de 2010

Hallelujah

Jeff Buckley versionó esta canción de Leonard Cohen y mejoró lo inmejorable. Aún 13 años después de su muerte sigue siendo admirado por vocalistas y estudiosos de la voz debido a su increible rango vocal, dominaba 4 octavas y media, y a sus características de tenor liviano con una técnica practicamente perfecta. Vivió rápido y falleció a los 30 años ahogado en el Wolf River, en Memphis. Cuenta la historia que aquel día estaba en la orilla del río Wolf con un amigo, escuchando Whole Lotta Love, de Led Zeppelin, cuando de repente, Jeff se levantó y se fue metiendo en el agua totalmente vestido. Mientras Buckley nadaba, su amigo giró para subir el volumen y cuando volvió Jeff había desaparecido. Su cuerpo fue encontrado desnudo cinco días después al final de Beale Street, la legendaria cuna del blues; pudo ser identificado por el característico piercing que llevaba en el ombligo.


lunes, 24 de mayo de 2010

Perdidos...

"El joven del flequillo sobre los ojos dijo: "Yo no veo series de televisión, prefiero leer".

La anciana dio un mordisco a su sandwich, masticó lentamente, y no le dijo: "¿Sabes? He aprendido más sobre literatura viendo Lost (Perdidos), que en la mayoría de los libros que he leído en los últimos años. Y han sido muchos". No le dijo que había visto el primer capítulo, ¿cuándo? ¿hace seis años? Y que lo que le fascinó fue la audacia de la forma narrativa. Los magníficos saltos al pasado de los protagonistas, que iban desgranando sus complejas biografías, dosificando el misterio, y a la vez avanzando de forma equilibrada mientras tejía la magnífica telaraña que suspendía a cada paso la incredulidad, la presunción de inocencia. Se acaba de emitir el último capítulo de esta serie que ha ido reclutando "lectores" en todo el mundo, entre mucha gente que no ha leído jamás, pero que sin saberlo ha paladeado a fondo la literatura.

Porque no todo se ha escrito. Y, sobre todo --excúsenme, queridos escritores--, no vale sólo pisar sobre las huellas de las novelas del pasado para ser más "literario". En Lost no hay muchas referencias o citas explícitas a otros libros o, en todo caso, no son determinantes. Y no es que hayan inventado nada, pero los guionistas se han tomado la libertad de introducir y mezclar elementos inconcebibles y convertirlos en intrigas de doble tracción. Han sabido narrar en un lenguaje visual una historia hecha de inquietud y ambigüedad moral. La materia que nos une a lo imaginado.

El capítulo final ha sido como son las buenas novelas, que ven alejarse a un buen amigo. Se quedan dando vueltas para siempre en la mente del lector con preguntas y respuestas que van cambiando a medida que pasa el tiempo. Siempre se podrá volver a la isla inexistente entre Sydney y Los Ángeles. Ese purgatorio donde vivir y morir no significan lo mismo que en los puertos de salida y de llegada. Porque todos estamos muertos, aunque a algunos les toque antes o después. Y porque hay que hacer cuentas y, a ser posible, dejar las deudas saldadas. O porque el amor a primera vista (esa cursilería) no es más que un dejá vu. Señores Damon Lindelof y Carlton Cuse, en efecto, nada es lo que parece. Y aunque las frases precedentes parezcan lugares comunes o perogrulladas, o simples acertijos, el misterio continúa. Esa es la clave. Así es que la anciana terminó de comer junto al joven del flequillo en los ojos, le sonrió y se fue. Que siga leyendo. Siempre habrá tiempo para entrar en la jaula de la isla y no saber si se quiere permanecer dentro o huir. Eso sí, hay que empezar por el primer minuto del primer capítulo de la primera temporada, cuando se abre un ojo. Y prestar mucha atención a cada detalle o frases porque todo puede tener un significado escondido."

Fietta Jarque, blog de El País: Papeles perdidos.